El pasado industrial forma parte de nuestro patrimonio cultural.
Conocerlo nos permite avanzar hacia un futuro más sólido.

Inicio

La Fundación

La Fundación


Misión
La Fundació Museu del Tèxtil de la Comunitat Valenciana se constituyó en 2000 y tiene como finalidades principales el estudio, conservación, restauración, investigación, promoción y difusión del patrimonio relacionado con la actividad textil, en todas sus variantes geográficas y expresiones históricas. Esta actividad constituye una de las manifestaciones más representativas y valiosas de la cultura y los modos de vida tradicionales con que se han identificado los valencianos, y la Fundación quiere dejar testimonio perdurable y visible para que las conozca la ciudadanía, articulándose a través de ella la colaboración de agentes sociales públicos o personas jurídicas privadas.

La finalidad de la Fundación podrá cumplirse también mediante la colaboración con otras personas físicas o jurídicas.

Patronato
Cuentas
Gobierno Corporativo
Convenios y Subvenciones
Ética y transparencia

El museo

___

El museo


Situado en la 1ª planta del Palau de La Vila, muestra una colección integrada por diferentes objetos que datan desde el siglo XVIII hasta nuestros días, a través de los cuales se narran los diferentes procesos artesanales de la producción textil. En este sentido, el Museo se estructura en cuatro salas: Los instrumentos, la elaboración, los tejidos y la sala audiovisual.

En la primera sala se muestran los instrumentos que forman parte del proceso de producción de los tejidos; en la segunda, se exhiben cuatro telares de diferentes épocas que forman parte principal del la elaboración del textil; en la tercera, se podrán comprobar diferentes muestras de tejidos, resultados del proceso de fabricación; y, por último la cuarta sala, se ha dedicado a mostrar un audiovisual que explica con imágenes la industria del textil en la Comunidad Valenciana.

A lo largo de estas salas se albergan cerca de 70 piezas relacionadas con el proceso de fabricación textil, de entre las cuales hay cañas, parafina, hilos de plata y oro, tijeras, goma arábiga, piezas, telares de los siglos XVIII y XIX, libros antiguos, muestras de diferentes tejidos, etc. con especial atención a los elementos propios de Ontinyent.

Las piezas que se exponen pertenecen a la colección ATEVAL, a la Junta Comarcal de la Vall d’Albaida, a la colección Caixa Ontinyent y a la colección de Rafael Ferrero Terol.

__
Horario de visitas:
De martes a sábado de 9 a 13:30 h. y de lunes a viernes de 16:30 a 19 h. Entrada libre



bg image

Expo 1

1
los
instru-
mentos


La industria textil comprende multitud de procesos y tratamientos específicos destinado a dar a los hilos y a los tejidos propiedades y características concretas. Dependiendo del tipo de fibra, o del efecto de acabado que se desea dar, se utilizan variados métodos físicos y químicos.

Entre los procedimientos habituales destacan los siguientes: ablandado, acabado a través del repasado, lavado, cepillado, enrasado, chamuscado y apresto, y el alisado.La hilatura comprende el conjunto de procesos al que son sometidas las fibras textiles, tanto las naturales como las sintéticas, para ser transformadas en hilados homogéneos y resistentes.

El hilado, propiamente dicho, consiste en realizar un último afinado de la mecha para transformarla en un hilo, el cual se somete al mismo tiempo a una torsión, que le dará la tenacidad deseada. Finalmente, el hilo es enrollado sobre un soporte. Suplementariamente, se realiza el peinado, en cuya operación se elimina la totalidad o buena parte de las fibras más cortas, con objeto de obtener hilos muy finos y especialmente regulares.

Una vez confeccionados tanto los hilos como los tejidos, se someten a operaciones de tintado para conferirles el color deseado. Para ello, se recurre a productos químicos si las fibras no incorporan ya el color pretendido antes de la hilatura.

La merceración es un proceso textil que consiste en el tratamiento de las fibras de algodón o hilo (normalmente bajo tensión) con hidróxido de sodio concentrado. Mediante este proceso, el algodón adquiere cierto brillo sedoso, se hace más resistente a la tracción, presenta mayor afinidad por el tinte y aumenta su reactividad química frente a diversos procesos de acabado.

bg image

Expo 2

2
la ela-
bo-
ración


La industria textil emplea una gran variedad de máquinas, además del telar, en las que se realizan operaciones específicas de aplicación generalizada en la mayoría de las fibras, o características de la confección de determinados tejidos.

El telar es la máquina de tejer. Esta operación consiste en la fabricación de tejidos mediante el entrelazado de dos juegos de hilos: la urdimbre y la trama.

El telar tiene un largo recorrido histórico. Inicialmente requería de toda la potencia humana para su funcionamiento, y no fue hasta finales de 1700 en que apareció el primer telar mecánico, inicialmente con tracción animal y más tarde por energía de vapor. Se haría popular a partir de 1820, generalizándose desde entonces la industria textil.

Existen distintos tipos de telares que se distinguen según los órganos que los componen y los fundamentos de su funcionamiento. Un telar de lanzadera consta de: el enjulio, consistente en un tambor donde van arrollados los hilos de la urdimbre y de donde salen paralelos; el guía-hilos, que tensa adecuadamente los hilos de la urdimbre; el cruzamiento, que es un mecanismo constituido por dos varillas que dividen los hilos en dos grupos para preparar la calada; los lizaroles o viaderas, bastidores con movimiento vertical alternativo, en los que unos hilos de acero o lizoscogen los hilos de la urdimbre y forman la calada, posición en la que unos hilos suben y otros bajan.

Los telares disponen, además, de: un peine, cuyo movimiento de vaivén empuja cada pasada del hilo de la trama; el botón, consistente en una tabla sobre la que se desliza la lanzadera en su movimiento de vaivén; y el plegador, que es un cilindro en el que se arrolla el tejido.

Existen también telares sin lanzadera, que permiten obtener tejidos más anchos que los comunes.

bg image

Expo 3

3
los
te-
jidos


El tejido como producto textil es el resultado de tejer hilos, filamentos o fibras.

La industria textil agrupa todas aquellas actividades dedicadas a la fabricación y obtención de fibras, hilado, tejido, tintado, y finalmente el acabado y confección de las distintas prendas.

Originalmente, el término textil se aplicaba sólo a las telas tejidas, pero con la evolución de esta industria se extiende ahora incluso a telas producidas por métodos diferentes al tejido, como las formadas por uniones mecánicas o procesos químicos. Igualmente, se aplica a variadas materias primas y materiales obtenidos de las mismas, como filamentos, hilos sintéticos, hilazas, que son empleados en tejidos trenzados, bordados, acolchados, hilados, fieltrados, etc.

La lana, que era la fibra natural más utilizada, comenzó a ser sustituida por el algodón, y aunque no la desplazó totalmente, sí se convirtió en la fibra natural de origen vegetal más utilizada.

Ya en épocas recientes, el algodón comenzó a perder su primer puesto en cuanto a demanda para la industria textil, y fue siendo reemplazado en gran parte por las nuevas fibras sintéticas y artificiales, con origen en los hidrocarburos, celulosas, etc.

La utilización de las fibras del capullo de los gusanos de seda para la confección de hilos y tejidos constituye uno de los sectores de la industria textil de más larga tradición.
La obtención de la seda se inicia con la cría del gusano de seda o sericicultura, de la que se obtienen los capullos que, removidos en agua caliente, pierden parte de la sericina y permiten el hilado elemental, llamado “molinaje”, que da lugar a la seda cruda. Mediante baños de purga se elimina el resto de sustancia gomosa para obtener la seda desgomada, que adquiere entonces su clásico tacto. El hilo que forma cada capullo tiene una longitud de más de 1.000 metros y de 8 a 15 micras de diámetro. La hilatura propiamente dicha consiste en reunir varios capullos preparados en un recipiente de agua caliente, se unen sus extremos y se hacen pasar por una hilera de porcelana y se procede a su devanado. Los filamentos quedan así pegados entre sí y forman un hilo que se alisa a través del rozamiento consigo mismo o con otro hilo.
Con el hilo de seda se confecciona gran diversidad de tejidos que, por sus cualidades de suavidad, resistencia, facilidad de lavado y vistosidad, han hecho que durante siglos se considerara la seda como la mejor de las fibras textiles.

bg image

Visita Virtual

___

Visita Virtual


Google Street View

Realizar Visita

Contacto

___

Contacto


_

Museu del Tèxtil Valencià
Lugar: Plaza de Sant Roc, 2 (Palau de la Vila), 46870 Ontinyent
Tel .: 96 291 60 90
Correu electrònic: ontinyent@touristinfo.net

Fundació del Museu del Tèxtil de la Comunitat Valenciana
Lugar: Plaza Sant Domingo 24, 46870 Ontinyent
Tel .: 96 291 91 29
Correu electrònic: secretaria@fundaciomuseudeltextil.es

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

He leído y acepto el tratamiento de mis datos personales